El sector hotelero ha cambiado mucho en los últimos años: dónde han quedado las reservas hechas por teléfono a través de una agencia de viajes local ahora que cualquiera con un ordenador o smartphone puede hacerlo sin despeinarse. Con el cambio de siglo fueron muchos en el sector hotelero los que se dieron cuenta de que, como decía Darwin, tenían que adaptarse o morir. El primer paso fue crear su propia página web y ahora muchos creen que el último es hacerse un perfil en las redes sociales. Pero a algunos se les olvida la parte que hace que toda la estrategia online funcione: el motor de reservas.

 

El motor de reservas es la parte principal de una web de hotel, es la parte encargada de convertir aquel visitante de nuestra web en un huésped de nuestro hotel. Sin él perderíamos todo el trabajo que hemos hecho en la red: para qué hacer una buena web y una buena campaña de promoción online si al final el cliente va a desistir de reservar en nuestro hotel porqué cuando hace clic en “reserva ahora mismo tu habitación” todo falla: no puede reservarla, no sabe cómo hacerlo o no puede verlo bien desde su tablet.

¿Pero qué es un motor de reservas? El motor de reservas es la herramienta que permite a los clientes hacer una reserva en nuestro hotel: ¿Qué tipo de habitación? ¿Cuantas personas? ¿Qué días del año? ¿Media pensión o completa?

En Stay Creative pensamos que el sector hotelero merece ser un punto a parte: la complejidad que ha adquirido debido a la irrupción del mundo online le hace merecedor de planteamientos adaptados al sector:

 

Además, piensa que el motor de reservas de tu hotel es una herramienta de doble filo: tus clientes lo usan para hacer reservas y tú -y tus empleados- lo usas para gestionar la disponibilidad de habitaciones. El motor es para ellos pero también para ti.

Te presentamos nuestro motor de reservas

Por estos motivos hemos ideado un motor de reservas, pero antes de presentártelo una cosa: ¿es tu hotel igual al del vecino? ¿No? ¿Entonces por qué debería ser tu motor de reservas igual al suyo? Nosotros tenemos un motor, una estructura, un montón de código que no te podemos presentar porque está desnudo.  ¡Pero no te preocupes te lo vestimos encantados! Elaboramos un motor de reservas adaptado al concepto de tu hotel: a tu estilo, a tus propias ofertas, a tus necesidades.

 

Motor de reservas hotel: herramienta para el sector hotelero diseñada por Stay Creative.

Un motor de reservas debe ser fácil de usar para el usuario, adaptarse a los dispositivos móviles y a las características de la web y del hotel en cuestión.

Ventajas de nuestro motor de reservas

Sea cual sea la forma que acabemos dando al motor de reservas adaptado a tu hotel este siempre va a tener una serie de características básicas:

· Accesibilidad 24/7: El motor permite que cualquier persona desde cualquier parte del mundo pueda hacer una reserva de las 24 horas del día los 7 días de la semana.

·Gestión de ofertas: gracias a la trazabilidad del motor hacemos que gestionar tus promociones será más fácil y rápido.

·Diseño intuitivo: la interfaz del motor la convierte en una herramienta intuitiva y fácil de usar.

·Mobile Booking: el motor es responsive para permitir que nuestros usuarios puedan reservar desde donde quieran: móviles, tabletas…

·Gestión de contenidos: para poder gestionar los contenidos del motor lo presentamos con un potente CMS.

·Channel Manager: Centralizamos el control de la disponibilidad y precio para que puedas controlar la sincronización con las OTA’s y así ofrecer el mejor precio garantizado en tu web.

·Conversión: Al ser un motor sencillo e intuitivo, la mejor forma para que las visitas sean reservas.

 

Así que señor hotelero que acabas de darte cuenta que necesitas un motor de reservas para tu hotel porque no tienes ninguno, o que ahora piensas que el tuyo puede mejorar, o que llevabas un tiempo pensando en actualizar ese viejo motor que hiciste hace años, ya sabes lo que tienes que hacer: ponte en contacto con Stay Creative y te haremos un motor a medida y adaptado a las necesidades de los hoteles del siglo XXI.