Mucho se ha hablado de las infinitas ventajas del diseño para una empresa, de cómo ayuda a mejorar la imagen de una empresa, de cómo una web bien diseñada da mejores resultados, de cómo un buen cartel hace más atractivo un evento… En este post no vamos a intentar justificarte la necesidad de contratar los servicios (y pagar) de un experto en branding para crear la imagen de tu empresa, un diseñador gráfico para aplicarla y un diseñador web (más programador) para hacerlo real en el mundo online. En este post vamos explicarte lo que puede ocurrir si no lo haces. Estos son los costes del mal diseño:

Si la carta de un restaurante es horrenda, ¿cómo será la comida?

Si la web de un hotel es de los años 90’s, ¿cómo serán las habitaciones?

Si el flyer está hecho en word, ¿cómo serán sus servicios?

1. espantar a los clientes

“Una buena primera impresión es vital” esto no se aprende en la escuela de diseño, se aprende en la vida. Seguro que tu madre te lo dijo más de una vez, y no sin razón: la primera impresión que tiene un cliente de tu empresa afectará a toda vuestra relación.

Qué la imagen de tu empresa no espante a los clientes.

De principio a fin, tu empresa necesita una buena imagen de cara a los clientes para transmitirles confianza, seriedad, y no catapultarlos a la competencia. En un mundo con muchas empresas  y pocos consumidores, el diseño es la pieza clave para conseguir esa “buena presencia” que hará que todos los que pasean por la calle se fijen en tu escaparate, cartel, tarjeta de visita o página web.

 

2.Arruinar el trabajo bien hecho

Sangre, sudor y lagrimas. Eso es lo que invierten  empresarios y emprendedores en sus empresas para sacar sus sueños y familias adelante, no dejemos que todos los esfuerzos se queden en nada por una mala imagen, por un mal diseño.

Un mal diseño puede hacer que relacionen tu empresa con lo que no toca…

El trabajo de diseñar una marca, un cartel o una página web no es ni fácil ni sencillo, pero podríamos reducirlo a una minucia si lo comparamos con el hecho de levantar de cero una empresa. Pero con un mal diseño no habrá que levantar la empresa, habrá que desenterrarla. Son muchas las firmas que han desearían haber contactado con un diseñador profesional y así haberse evitado algunos errores garrafales en el diseño de sus logotipos…

 

3.Sobresalir (negativamente) entre la competencia

Gracias a una buena campaña de marketing, un logotipo reconocible, una web moderna… El buen diseño ayudará a tu empresa a sobresalir de entre toda la competencia. De igual manera puede hacerlo el mal diseño: te relegara a la última posición en la parrilla de salida en la caza de clientes.

 

web George RR MArtin

A no ser que seas el creador de Juego de Tronos no puedes permitirte que tus clientes te reconozcan como “el de la web de los 99Las’s en pleno siglo XXI”.

 

Hay quién dice que toda publicidad es buena, incluso la mala. Pero son contadas las ocasiones en las que podemos afirmar que esto funciona y si no quieres arriesgarte a ser (o no) una de estas más te vale que no se hable de tu empresa por su mala imagen: un buen diseño te ahorrara muchos dolores de cabeza.

 

Bonus track: mala experiencia de usuario

Cuando hablamos del buen diseño de un cartel no sólo hablamos de si es bonito o no, también hablamos de si es legible, si está compensado, si… Igual que con un logotipo y imagen de marca, también nos centramos en si es reconocible, memorable y si coincide con la imagen que la empresa quiere transmitir. En el diseño web también tenemos que tener presente la experiencia de usuario.

No hagas enloquecer a los visitantes de tu web…

No podemos crear una página web visualmente atractiva pero que esta sea una tortura para los usuarios: la velocidad de carga, la usabilidad y largo etcétera son los factores que determinaran que los usuarios de nuestra web no la abandonen por desidia.

 

Conclusiones

“El diseño es inevitable. La alternativa al buen diseño es mal diseño, no ausencia de diseño.”

Douglas Martin

Partiendo de la base que el diseño está presente en todas partes y repercute de forma directa en nuestras empresas no podemos permitirnos el lujo de que el nuestro se entienda como “mal diseño”. Ya sea el logotipo, las aplicaciones gráficas o la pagina web debemos asegurarnos de que la imagen de nuestra empresa sea la mejor posible y para eso existe el diseño, el “buen diseño”.

Si quieres saber cómo Stay Creative puede ayudarte a mejorar el diseño de tu empresa mira nuestro catálogo de servicios.